Guillén Tato, Julio Fernando Tomás

Fecha de nacimiento: 
5 de agosto de 1897
Lugar de nacimiento: 
Alicante
Fecha de fallecimiento: 
27 de noviembre de 1972
Lugar de fallecimiento: 
Madrid
Profesión: 
Marinero, militar e historiador
Padres: 
Heliodoro Guillén y Josefa Tato
Hermanos: 
Ramón
Consorte: 
María de los Ángeles Salvetti
Hijos: 
3 hijos y 1 hija
Biografía: 

 

Nació en la calle San Fernando . Su padre Heliodoro fue un conocido artista alicantino. Su abuelo materno era el empresario Tomás Tato.

Cursó sus primeras letras en el Colegio de los Agustinos, situado en la avenida de Maisonnave. Luego pasó al College de l’Alliance Française.

Realiza el bachillerato en el Instituto General y Técnico de Alicante, obteniendo grandes calificaciones. En esta época de juventud hace algunos pinitos como actor, participando en ciertas obrillas.

Pero su padre quería que fuese arquitecto, así que con 16 años le ingresa en el estudio del escultor Vicente Bañuls. Precisamente en esa época el artista Bañuls se encontraba trabajando en la realización de un monumento a la figura del famoso navegante y científico alicantino Jorge Juan. El joven Julio Guillén quedó muy impresionado de la vida y las hazañas de Jorge Juan, y descubrió la vocación de marinero.

Ingresó en la Escuela Naval de San Fernando. Con 17 años escribió su primer artículo, que como no podía ser de otra manera versaba sobre la vida de Jorge Juan. En 1916 ya era guardia marina y en el 18 ascendió a alférez de fragata primero y luego de navío.

En 1921 ingresa en la naciente Escuela de Aeronáutica de Barcelona, donde hace prácticas de vuelo en globo y avión. Al año siguiente regresó a su ciudad natal comandando un dirigible aéreo, el primero que sobrevoló el cielo de Alicante.

Participó en la Guerra del Rif en Marruecos. Formaba parte del primer buque portaarenoves de la Armada Española que llevaba hidroaviones, llamado el “Dédalo”. Por sus destacadas acciones desde el aire recibió hasta 4 condecoraciones: la Cruz de primera clase al Mérito Naval, la Cruz al Mérito Militar, la cruz de Carlos III y la medalla de Marruecos. Llegó a conocer personalmente a los reyes Alfonso XIII (a quien le dedicó un retrato) y Victoria Eugenia en 1923.

Ese mismo año acude en representación de España a la Copa Gordon-Bennet de globos libres celebrada en Bélgica, donde obtiene la victoria en la competición. Poco después es nombrado jefe de la sección de Aerostación y Dirigibles de la Armada.

En 1924 se casa en Alicante con María de los Ángeles Salvetti. Tuvieron 4 hijos: 3 varones y una niña.

A partir del 27 se le encarga la dirección del nuevo Museo Naval en Madrid. Debe de dirigir al tiempo la reconstrucción de una réplica exacta de la famosa carabela “Santa María” donde viajaba Cristóbal Colón hacia el nuevo mundo. Cuando en 1929 tuvo terminada la carabela, viajó con ella hasta Sevilla para ofrecérsela en persona al rey.

Julio tuvo así mismo que viajar recurrentemente a otros países de Europa en aras de diversas investigaciones. Escribió numerosos libros de navegación, historia y cultura (por supuesto, también sobre su gran referencia, Jorge Juan)

Por razones no muy claras, poco después de empezar la Guerra Civil es detenido en Madrid. Tras pasar algo más de 1 mes en prisión, es dado de baja de la Armada y Julio busca amparo diplomático en la embajada polaca, que le gestionan un viaje en barco desde Valencia hasta Polonia.

Desde el país polaco logra volver a Lisboa, y luego a Cádiz en el 38. Pero el nuevo gobierno franquista también le considera peligroso e insurrecto. Es juzgado por “republicano y afecto al Frente Popular”, por lo que no puede retomar a su trabajo en la Armada.

Consiguió un trabajo en el Ayuntamiento de Cádiz, donde trabajaba de historiador y cronista. En 1940 se traslada a Madrid para pedir su rehabilitación, la cual al final consigue, con lo que vuelve a situarse al frente del Museo Naval, ya hasta su fallecimiento.

Poco después se convierte también en el primer director del Instituto Histórico de la Marina y es miembro de la Real Academia de Historia.

Realizó un gran trabajo documentario y de investigación durante los siguientes años. En 1944 descubrió un documento inédito según el cual el histórico marinero Juan Sebastián Elcano del siglo XVI establecía como última voluntad que se donaran 24 ducados de su herencia al Convento de la Santa Faz. Julio Guillén decidió cumplir su última voluntad, y otorgó el dinero en su nombre en la romería de aquel año.

Tras viajar por América un par de años representando a España y dando conferencias, a su vuelta a España gestiona la apertura del nuevo Archivo General de la Marina, ubicado en Ciudad Real. Luego de un nuevo fugaz viaje a Perú en 1950, sigue trabajando en su campo en diversos proyectos, entre los que incluye su participación y asesoramiento para una película naval “Alba de América”.

En el 58 es nombrado secretario perpetuo de la Real Academia de Historia, y un año después accede a contralmirante. En 1963 ingresa como miembro de la Real Academia Española de la Lengua.

Su salud se empieza a resentir a partir de 1967 a causa de problemas renales y de próstata, siendo operado quirúrjicamente. A pesar de esto, realiza una nueva tanda de viajes diplomáticos a América.

Pocos meses antes del II centenario de la muerte de Jorge Juan (fecha para la que estaba trabajando activamente con los Ayuntamientos de Novelda y Alicante para organizar diversos actos), fallece Julio Guillén Tato a los 75 años de edad.

 

FUENTE:

- “30 ALICANTINOS AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD”, Joaquín Santo Matas


 

Compartir