Moros y cristianos de San Blas

Fecha de origen: 
1943
Historia: 

Aunque hay sospechas de que pudo empezar en el 41 o el 42, la versión más admitida es que la primera vez que se celebraron los Moros y Cristianos de San Blas fue en 1943. No fue de forma organizada ni premeditada, ni mucho menos, sino de manera espontánea.

Ocurrió que en las Hogueras de aquel año, el ambiente estaba un poco alicaído en San Blas durante la noche de la Plantá. El presidente de la comisión fogueril sanblasina Juan Rojas, frustrado por la situación, quiso animar el panorama instando a un joven llamado Salvador Mozón ‘el Tramusero’ a disfrazarse de moro junto a sus amigos, y desfilar tal como se hacía en Alcoy.

Así pues a Salvador le gustó la idea y convenció a unos amigos para ponerse sábanas, toallas como turbantes y con escobas como armas. Incluso se ennegrecieron la cara con corcho quemado y betún.  De esas guisas fueron paseando por las calles de San Blas.

Aquellos pioneros de la fiesta fueron el mencionado Mazón, Antonio Barrera, Tonico Asensi, Pepito Pascual, Juan Hérnandez ‘el Zafra’, Vicente Olcina, Antonio Martín Trenco, José Espí y José Esclapés.

Dado a la gran acogida que tuvo por parte de los vecinos de San Blas, el entonces presidente de la Gestora de Hogueras Tomás Valcárcel, solicitó la presencia de estos improvisados “moros” para un acto en honor a la Bellea del Foc de 1944. Esta vez los jóvenes se prepararon mejor y alquilaron el Alcoy algunos trajes auténticos de moros festeros.

Con la llegada de las Hogueras, se repitió el desfile, pero esta vez de forma más organizada y premeditada. Así, se fueron constituyendo las primeras comparsas. Durante los primeros años se dio la circunstancia de que apenas había personas que quisieran salir de cristianos.

En 1945 se creó la primera filà, los Moros Negros. Sus colores emblemáticos fueron el negro y el rojo. Esta filà continúa actualmente con el nombre de Los Negros Senegaleses.

Al año siguiente se traslada el punto de reunión de los festeros del bar de El Pelut a la casa de ‘El Parralet’. También se escenifica la primera embajada y se crea el primer castillo, que fue pintado sobre las paredes de la casa del ‘Carnicer’.

En el 48 se monta el primer castillo tridimensional y se recitaron los textos originales de Pepito Pascual ‘El Fusteret’. Los papeles de embajadores fueron representados por Antonio Blanco y Manuel Egea durante caso los 30 años siguientes.

La Comparsa de Moros y Cristianos se legalizó como identidad en 1949, de la mano de Leoncio Calderón. Se puede considerar que esta fue la fecha oficial de inicio de las fiestas de Moros y Cristianos de San Blas. Su primera sede fue en la calle Carlota Pasarón.

También se creó la figura de los capitanes, recayendo en el propio Leoncio el del bando moro y en Expédito Lanjarín el cristiano.

A lo largo de los 50, las fiestas fueron ganando mayor dimensión e incluso, al coincidir con las Hogueras, eran invitados a desfilar por el Centro de la ciudad hasta el Ayuntamiento.

En los 60 hubo una cierta división cuando surgieron 2 maneras distintas de entender las fiestas representadas por un lado por los “comparsistas” y por otro por los “kabileños”. Se escenificó notablemente un año en el que los segundos quisieron introducir en el desfile una imagen de San Blas y tras varios enfrentamientos dicho paso acabó en el fondo del antiguo barranco.

Por esto, en 1972 finalmente se formaliza una nueva entidad llamada Sociedad Festera y Cultural “La Kábila” que se escinde de la Comparsa oficial. A larga, esto supuso el reconocimiento de los Moros y Cristianos de San Blas como una fiesta totalmente independiente  de las Hogueras, hasta el punto que en 1979 se comenzó a celebrar unos días después, a principios de julio.

Antes de ello, en 1974 se funda la Unidad De Entidades Festeras (UDEF) para buscar la colaboración de las diferentes fiestas de moros de la provincia, y San Blas es una de las que firma el acta fundacional, junto con Alcoy, Villena, Petrel y Sax.

También ese año se fundaría la CEDES, una filà cristiana que con el paso de los años adquiriría una importancia capital para la fiesta.

Finalmente se creó una Junta Central, para coordinar las 2 sociedades sanblasinas existentes, dejando a un lado los tiempos de discordia.

En 1983 se decide que, dado el creciente número de festeros, la entrada cristiana y mora tendrían lugar 2 días diferentes, el sábado y el domingo respectivamente.

En el 86 la Junta Central adquiere forma jurídica y capacidad legal plena, y se reforman sus estatutos. Durante estos años estuvo al frente de las fiestas el vecino Pepe Antón.

También se decidió crear el día del Mig any, que consiste en que llegado el mes de enero (medio año antes de las fiestas), se organicen una serie de eventos, entregas de premios y competiciones deportivas en el Parque de San Blas, e incluso un desfile oficial.

Después de más de 20 años celebrándose las fiestas en junio, antes de Hogueras, en 2010 se decidieron retrasarse hasta julio. Al año siguiente volvieron a junio, para volverse a cambiar en 2012.

Los moros de San Blas se han convertido en uno de los más representativos de la provincia de Alicante. A lo largo de todos estos años han gestado un estilo propio, basado en su música, en sus filás, en su castillo, sus desfiles y el conjunto de eventos que conforman las fiestas.

 

FUENTE:

- http://www.mycsanblasalicante.es


 

      

Compartir