Barrera Stang, Eduardo Lorenzo

Fecha de nacimiento: 
1887
Lugar de nacimiento: 
Argentina
Fecha de fallecimiento: 
23 de agosto de 1962
Lugar de fallecimiento: 
Alicante
Profesión: 
Diplomático
Hijos: 
Manuel, Eduardo Lorenzo, María del Tránsito, Enrique, Concepción, Alberto y 1 hijo
Biografía: 

 

Cónsul de Argentina en Alicante durante los años 20 y 30. El consulado estaba ubicado en el nº 7 de la calle Doctor Gadea. Tenía 7 hijos: Manuel, Eduardo Lorenzo, Tránsito, Enrique, Concepción, Alberto y otro más; los cuales también residían con él en España e incluso algunos nacieron en Alicante. Su esposa se llamaba de apellido Berro.

Cuando estalló la Guerra Civil el Consulado de Argentina se trasladó a Villa Marco, una finca de El Campello propiedad de René Bardin. En septiembre de 1936 llegó a un acuerdo secreto con Antonio Ramos Ayús, funcionario de la Diputación, para esconder la reliquia de la Santa Faz en Villa Marco evitando así que fuera destruida.

Durante las primeras semanas de la guerra numerosos argentinos (y de otras nacionalidades) acudieron a la embajada de Argentina en Madrid pidiendo refugio. El embajador en funciones Edgardo Pérez Quesada demandó al Gobierno Argentino que fletara barcos para evacuar a todas estas personas.

En agosto de 1936 partió el crucero militar '25 de mayo' desde Puerto Belgrano hacia España. En principio debía ir hacia el País Vasco, pero su capitán Miguel A. Ferreira recibió órdenes a mitad de travesía de desviarse hacia Alicante. Arribó el 22 de agosto al Puerto alicantino.

El cónsul Eduardo Barrera se encargó de organizar el traslado de refugiados desde Madrid hasta Alicante. También permitió que algunos españoles embarcaran, sobre todo personas de derechas o católicas que querían escapar del Terror Rojo que se produjo en el territorio republicano durante la guerra.

El 27 de agosto el '25 de Mayo' partió de Alicante hacia Génova (haciendo escala en Barcelona) con un número indeterminado de refugiados a bordo. Barrera organizó el embarque, permitiendo también que algunos españoles subieran. El 25 de Mayo realizó 4 viajes más desde Alicante: El 12 de septiembre con 72 refugiados, el 15 de octubre con 66 refugiados, el 11 de noviembre con 77 refugiados y el 8 de diciembre con aproximadamente 80 refugiados.

El 5 de noviembre llegó a Alicante el destructor 'Tucumán' capitaneado por Mario Casari para sustituir al '25 de Mayo'. Las evacuaciones organizadas por el embajador Pérez Quesada y el cónsul Barrera prosiguieron. El Tucumán partió el 22 de noviembre con 37 refugiados, el 21 de diciembre con 86 refugiados, el 6 de enero de 1937 con 65 refugiados, el 23 de enero con 133 refugiados, el 14 de febrero con 193 refugiados, el 28 de febrero con 51 refugiados, el 14 de marzo con 165 refugiados, el 14 de abril con 21 refugiados, el 24 de abril con 25 refugiados, el 6 de mayo con 51 refugiados, el 2 de mayo con 50 refugiados y el 7 de junio con 80 refugiados.

En total unas 1.250 personas escaparon de la guerra a través del Puerto de Alicante a bordo del '25 de Mayo' o del 'Tucumán' en 17 viajes. Eduardo Barrera realizó las gestiones para que el mayor número de personas pudieran escapar. En numerosas ocasiones incluso acogió a refugiados en sus casas, a los que facilitaba uniformes militares argentinos para que pudieran burlar a las autoridades republicanas aduaneras y así embarcar en los buques argentinos.

En principio el cónsul argentino debía embarcar en el último viaje del Tucumán efectuado el 2 de mayo de 1937, pero decidió que subieran solo sus hijos. Seguramente decidió permanecer para poder seguir protegiendo a algunos derechistas que todavía estaban escondidos en Villa Marco como Francisco Alberola Such.

Por todos sus servicios prestados tanto en su resguardo de la Santa Faz como su contribución para que tantos refugiados pudieran partir al exilio, el Ayuntamiento le concedio la Medalla de Oro de la ciudad el 27 de noviembre de 1939. Igualmente recibió la medalla de plata de la Cruz Roja Española y la Cruz del Mérito de la Orden del Águila alemana de 2º grado.

Tras la guerra Eduardo regresó a Alicante junto con su familia y volvió a ejercer de cónsul de la República Argentina hasta finales de los años 40.

Falleció a la edad de 75 años. Probablemente uno de sus 7 hijos falleciera antes, pues en su esquela solo aparecen 6 nombres. Tampoco aparece el nombre de su esposa, así que suponemos que sería viudo.

Su hijo Eduardo Lorenzo fue un importante ingeniero minero.

 

FUENTES:

- Alicante Vivo (http://www.alicantevivo.org/2009/08/los-evacuados-de-los-buques-tucuman-...)

- "EL ASILO DIPLOMÁTICO Y NAVAL ARGENTINO DURANTE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. LOS MARINOS ARGENTINOS DEL TORPEDERO TUCUMÁN Y DEL CRUCERO 25 DE MAYO EN 1936/1937" Tomás Merino 

- "HEROÍSMO CRIOLLO. LA MARINA ARGENTINA EN EL DRAMA ESPAÑOL" Clara Campoamor y Federico Fernández Castillejo

 

Compartir