Añadir nuevo comentario

Carbonell Santacruz, Lorenzo

Fecha de nacimiento: 
15 de junio de 1883
Lugar de nacimiento: 
Alicante
Fecha de fallecimiento: 
27 de enero de 1968
Lugar de fallecimiento: 
Provincia de Alicante
Profesión: 
Político
Militancia: 
Unión Republicana, Concetración Republicana Autónoma, Partido Republicano Radical Socialista e Izquierda Republicana
Consorte: 
Vicenta Gosálvez
Hijos: 
Lorenzo, Joaquín y José
Biografía: 

Alicantino de Oro  

 

Nació en el número 2 de la calle Ramales (actualmente Reyes Católicos). Sus padres eran alcoyanos y regentaban un famoso comercio en su domicilio, llamado “La Tienda del Bacalao”, en la que vendían salazones, conservas y ultramarinos.

Fue un buen estudiante, pero en cuanto pudo abandonó su educación. Ya de adolescente se consideraba una persona atea, y no admitía seguir recibiendo la educación religiosa obligatoria en aquella época en España.

Se puso a trabajar con su padre y ambos tomaron la iniciativa de comerciar al por mayor también con cereales. Ingresó en las juventudes alicantinas de Unión Republicana, siendo ya vicepresidente a sus 21 años de edad.

En 1905 se inició en la Masonería, ingresando en la Logia Constante Alona, donde recibió el pseudónimo de ‘Máximo Gorki’.

A los 25 años adquirió con sus ahorros la imprenta Guttemberg situada en la calle Pintor Cabrera. Formó una cooperativa con todos los trabajadores, obteniendo también estos su parte de los beneficios. El rendimiento del negoció fructificó hasta convertirse en poco tiempo en el taller gráfico más importante de la ciudad.

Se casó en aquella época con Vicenta Gosálvez, con la cual tendría hasta 3 hijos: Lorenzo, Joaquín y José.

En las elecciones municipales de mayo de 1909 se presentó por primera vez para concejal del Ayuntamiento, y logró ser electo. Su primera iniciativa como edil fue la de apoyar una petición vecinal del Raval Roig por la construcción de una escalera que comunicara la calle Virgen del Socorro con la Playa del Postiguet. Sin embargo, los republicanos estaban en minoría, y sus iniciativas aún no serían efectuadas.

Cuando Unión Republicana se disolvió, Carbonell fundó junto a otros republicanos alicantinos un nuevo partido local denominado Concetración Republicana Autónoma. Se presentaron a las municipales de 1911 en coalición con el PSOE, y Lorenzo fue de nuevo reelegido.

En 1913 ya era vicepresidente de la Concentración Republicana Autónoma. En las elecciones de 1915 no logró ser reelecto como concejal, pero si en las municipales de 1917. En esta legislatura, pronunció en una sesión municipal de 1918 su famosa frase: “El alicantinismo es más fuerte que los ideales políticos”. Esta cita le iba a ser recordada durante el resto de su vida. Siempre destacó por sus dotes de gran orador.

Su carrera y ascenso político iba a ser, no obstante, provisionalmente frenado con el establecimiento de la Dictadura de Primo de Rivera en 1923.

Pero tras la caída del dictador, se fundan nuevos partidos en España. Uno de ellos es el izquierdista Partido Republicano Radical Socialista. Lorenzo ingresa en dicho partido y crea su delegación alicantina. Con la celebración en el 31 de las primeras elecciones municipales en muchos años, Carbonell se presenta como cabeza de lista del PRRS.

La lista de su partido es la más votada en Alicante. Pocos días después de que en España se proclame la Segunda República, Lorenzo Carbonell es investido alcalde de Alicante, con el voto a favor de 37 de los 39 concejales electos, una abstención y uno contra. Cabe señalar que entre los concejales habían algunos monárquicos y/o de partidos de derecha, pero incluso casi todos ellos votaron a Lorenzo Carbonell.

Uno de los primeros problemas que debió enfrentar fue el asalto contra edificios religiosos que se produjo en Alicante (y en otras ciudades de España) el 11 de mayo. Como alcalde trató de coordinarse con la Guardia Civil y Policía para detener estos ataques e incluso realizó un discurso desde el balcón del Ayuntamiento llamando a la calma.

Durante sus años de mandato, Lorenzo Carbonell impulsó algunas mejoras para la ciudad. Amplió el abastecimiento de agua y el alumbrado, aumentó la limpieza, invirtió en el servicio de extinción de incendios, creó nuevas escuelas y guarderías.

A su vez, acometió diversas obras; como el ensanche de La Rambla, reformó la plaza de la Montañeta, urbanizó la Playa de San Juan y construyó su carretera, abrió la calle Gerona y adquirió los terrenos para los futuros Instituto y Escuela de Magisterio. También fundó el que fue el primer campo de golf en Alicante, con la idea de atraer turismo, muchos años antes de que realmente estuviera implantado y arraigado este concepto en la zona.

Además plantó o repobló numerosas palmeras por la ciudad. De hecho fue conocido popularmente como ‘Llorenset el de las Palmeras’, debido a las numerosas palmeras que plantó en la ciudad.

Cabe destacar que siendo alcalde realizó algunos viajes de hermanamiento a Orán.

En septiembre de 1934 el PRRS se disolvió para pasar a formar parte de Unión Republicana. Sin embargo Carbonell decidió afiliarse a Izquierda Republicana, el partido de Manuel Azaña.

Tras la huelga e intento de golpe de estado ocurrido en octubre de 1934, el Gobierno de la República destituyó a varios alcaldes izquierdistas de diversas ciudades españolas por su supuesta complicidad. Lorenzo Carbonell fue uno de los destituidos, quedándose en su lugar Alfonso Martín un alcalde nombrado directamente por el gobernador civil. El resto de concejales electos democráticamente en 1931 también fueron cesados.

A pesar de que debían convocarse elecciones municipales en 1935, esto no ocurrió y en enero de 1936 Lorenzo Carbonell fue de nuevo investido alcalde de Alicante. Sin embargo fue cesado otra vez por el Gobierno 17 días después, y de nuevo repuesto tras el triunfo electoral del Frente Popular en las elecciones generales de febrero.

Por tanto era el alcalde de Alicante cuando estalló la Guerra Civil. Una de sus principales actuaciones salvar el Monasterio de Santa Faz, el cual fue asaltado por varios exaltados y reconvertido en un fortín. Aunque el inmueble sufrió varios destrozos, junto con un grupo de amigos consiguieron salvar algunas piezas de valor.

Finalmente en septiembre sería sustituido por tercera (y última vez) como alcalde de Alicante por una orden gubernamental. En su lugar se constuyó un Consejo Municipal presidido por Rafael Millá.

En el 37 tuvo la desgracia de perder prematuramente a su primogénito Lorenzo.

Hacia el final de la guerra fue nombrado cónsul de México en Alicante. Durante los últimos meses de la guerra su oficina expedió cientos de pasaportes a toda prisa para refugiados republicanos que pretendían escapar en un barco hacia el exilio para evitar la represión franquista.

Debido a su vinculación con el régimen republicano y pensamiento de izquierdas así como por su condición de masón, Lorenzo Carbonell también acabó marchándose al extranjero. En concreto viajó en el mercante británico Maritima, el último barco de refugiados que partió de suelo republicano, en dirección a Marsella.

El Martima zarpó de Alicante en la madrugada del 29 de marzo en dirección a Marsella. Por razones incomprensibles tan solo embarcaron unos 50 refugiados, todos ellos cargos políticos y familiares, cuando era un buque con mucha más capacidad y en el Puerto alicantino aún quedaban unos 9.000 refugiados que intentaban desesperadamente subirse a un barco para escapar. Al día siguiente el ejército franquista llegó a Alicante y todas estas personas fueron detenidas.

Una vez llegado a Francia, fue detenido e ingresado en un campo de concentración situado en Argelès-sur-Mer junto a otros muchos refugiados republicanos. En poco tiempo pudo salir de allí, y de la mano de su antiguo amigo el alcalde de Orán, Abad Lambert, pudo establecerse en la ciudad franco-argelina.

Carbonell tuvo varios negocios en Orán y llevó algunas corresponsalías de prensa. Puso en marcha un correo de auxilio para otros exiliados españoles con menos suerte y más apuros económicos. Fue condecorado con la Legión de Honor francesa.

Nostálgico de su ciudad natal, durante estos años recurrentemente le pidió a sus hijos que le enviaran fotos y periódico de Alicante por correo, así como programas de Hogueras. Se sabe que durante la Posguerra pudo realizar algún retorno fugaz a la ciudad con el visto bueno de las autoridades franquistas.

Tendría que esperar hasta 1959 para que se le permitiera restablecerse en su ciudad natal de manera definitiva. A su retorno, fue recibido con honores por el alcalde franquista Agatángelo Soler con un sentido homenaje en el Club de Regatas donde alcalde y ex alcalde compartieron mesa. Un hecho entonces insólito en España.

Se trasladó a vivir a su finca de Monnegre, donde pasó tranquilo y alejado de los focos y de la vida política de la ciudad el resto de su vida, hasta su muerte a los 84 años.

Desde 1984, una avenida en Babel lleva su nombre.

 

ALCALDE DE ALICANTE (1931-34)

AnteriorRicardo Pascual del Pobil - Siguiente: Alfonso Martín

 

2- ALCALDE DE ALICANTE (1936)

AnteriorJosé Pascual de Bonanza - Siguiente: José Pascual de Bonanza

 

3- ALCALDE DE ALICANTE (1936)

AnteriorJosé Pascual de Bonanza - Siguiente: Rafael Millá

 

TRAYECTORIA POLÍTICA

1909 Concejal Coalición Republicana
1910-11 Concejal Coalición Republicana-socialista
1912-13 Concejal Coalición Republicana-socialista
1914-15 Concejal Coalición Republicana
1918-20 Concejal Alianza de las Izquierdas
1920-22 Concejal Alianza de las Izquierdas
1923-24 Concejal Coalición Republicana
1931-34 Alcalde Partido Republicano Radical Socialista
1936 Alcalde Izquierda Republicana
1936 Alcalde Izquierda Republicana

 

FUENTES:

- “DICCIONARIO BIOGRÁFICO DE POLÍTICOS VALENCIANOS” Javier Paniagua y José A. Piqueras

- Alicante Vivo (www.alicantevivo.org)

- Wikipedia


 

Lorenzo Carbonell durante su etapa de alcalde

En la inauguración del Estadio Bardín (18-9-32)