Estación de Alicante-Término

Fecha de fundación: 
1858
Historia: 

 

En 1844 el gobierno de España aprobó la primera construcción de una via ferroviaria, entre Madrid y Aranjuez. Finalmente, ese mismo año se decidió ampliarse de Madrid a Alicante.

El primer tramo hasta Aranjuez de este llamado “Ferrocarril del Mediterráneo” se elabora con el financiamiento de José de Salamanca Mayol (futuro Marqués de Salamanca).

Pero la construcción del resto de la línea trajo más problemas de los esperados. En primer lugar geográficos, ya que la provincia de Alicante tenía más desniveles que la Meseta Central. Y en segundo lugar económicos, pues José de Salamanca atravesó por ciertas contrariedades monetarias.

Así pues, la obra fue paralizada varias veces, e hizo falta que se fundara una empresa nueva en 1856, la MZA. Dicha empresa nacía de una unión de unos empresarios franceses y del Marqués de Salamanca, y tenía como objetivo construir una línea de Madrid hasta Zaragoza y terminar la de Alicante.

Finalmente, en 1858 la nueva línea pudo ser inaugurada, al mismo tiempo que la nueva Estación de Alicante. Dicha estación fue proyectada por M. Julien. La marquesina fue fabricada por las empresas Scheneider y Cía de Le Creusot.

El 26 de mayo tanto la reina Isabel II como sus hijos Alfonso (futuro Rey) y María Luisa montaron en el nuevo tren para realizar el primer viaje oficial desde la capital hasta Alicante.

En la ciudad alicantina asistieron a la ceremonia de inauguración de la nueva estación. Fue organizada por el francés Aleix Godillot. Dicha ceremonia acabó con una recreación de una batalla naval en la bahía de Alicante.

Alicante disfrutó durante muchos años de una de las estaciones más grandes y completas de España. En 1884 se inauguró una nueva línea hasta Murcia, y con el paso del tiempo se fueron abriendo otras hacia Valencia, Barcelona, Francia, etc.

En 1912 la Estación vivió uno de sus días más recordados cuando un tren proveniente de Madrid tuvo un accidente. El ferrocarril se salió de las vías y arrasó algunas columnas de la portada de la Estación.

A partir de 1941 se crea la empresa estatal RENFE, que asume la gestión de la Estación. Dicha empresa decide en 1968 realizar una gran reforma del edificio. Aunque si se respetó la marquesina original, no se tuvo la misma atención con las columnas y el resto de la fachada, arrebatándole al edificio gran parte de su estilo clásico original, por uno más al uso basado en el cristal y el aluminio.

Con el crecimiento de la ciudad hacia San Blas, Florida, Ciudad de Asís, etc. y la popularización de los vehículos en España, la presencia de las vías ferroviarias en lo que ya era el centro de Alicante comenzó a suponer problemas de tráfico. Aparecieron entonces muchas demandas de soterramiento. Pero aunque se realizaron diversos proyectos urbanos al respecto, a lo largo de los años siempre fueron desestimados. El malestar vecinal aumentó e incluso se crearon algunas asociaciones de vecinos al respecto de los 90 en adelante.

Tras la disolución formal de RENFE en 2004, la nueva Adif se convirtió en la propietaria de la estación, mientras que RENFE Operadora explota desde entonces las líneas.

Luego de realizarse una ampliación del edificio, en 2013 la Alta Velocidad llegó a la Estación de Alicante, cuando fue inaugurado el nuevo AVE hacia Madrid. Al mismo tiempo se iniciaron al fin las obras destinadas al soterramiento de las vías ferroviarias, las cuales aún siguen en marcha a día de hoy.

Actualmente, la Estación de Alicante es la más antigua de las estaciones de España que sigue de pie y en funcionamiento en las capitales de provincia.

 

FUENTES:

-Alicante Vivo (www.alicantevivo.org)

- www.150añosferrocarrilalicante.gva.es

- Wikipedia

 

 

      

Compartir