Concatedral de San Nicolás

Fecha de fundación: 
1244 (actual edificio 1619)
Historia: 

La primera fuente que nos indica la existencia de mezquitas en Alicante data del siglo XII, en virtud de la descripción de la ciudad que hace el geógrafo Al Idrisi.

El 4 de diciembre de 1244 el príncipe castellano Alfonso X el sabio conquistó la villa de Alicante a los musulmanes. 2 días después mandó construir una nueva iglesia cristiana en el lugar donde se encontraba una de las mezquitas. Al coincidir con el día de San Nicolás (6 de diciembre) decidió ponerle este nombre al nuevo templo. Así, dicho santo quedó fijado también como patrón de la ciudad.

Las primeras reuniones municipales de las que se tienen noticias en el siglo XIII se llevaban a cabo en esta ermita. Así fue hasta que se construyó la primera Casa de la Ciudad en el siglo XVII.

En el siglo XV se añadió un nuevo claustro, de estilo gótico. En el XVI se encargó un retablo al artista contestano Nicolás Borrás. A día de hoy, su retablo de las Ánimas sigue siendo una de las piezas más destacadas de su patrimonio artísitico. También de esta época es el órgano, que hoy en día es uno de los más antiguos de España.

En 1619 se decidió reconstruir la antigua ermita medieval en una iglesia de mayor tamaño y esplendor. Las obras terminaron en 1662. El claustro si se conservó.

Los planos arquitectónicos en los que se basó la obra fueron obra de Agustín Bernadino (discípulo de famoso arquitecto Juan de Herrera). La capilla de San Nicolás, por su parte, fue obra de Juan de Villanueva en 1676.

En el siglo XVIII se levantó la capilla de la Comunión, de cruz griega y que constituye una clara diferenciación con el resto.

En 1936 se vivió un momento tenso cuando tras el estallido de la Guerra Civil un grupo de exaltados se propuso quemar la iglesia de San Nicolás, como represalia por el apoyo eclesiástico general al golpe de estado. Algunos políticos y destacados alicantinos como Eliseo Gómez lograron calmar a los disturbios.

El 9 de marzo de 1959 se elevó el rango de la Colegiata de San Nicolás al de ‘Concatedral’, por una bula del papa Juan XXIII. Así, paso a compartir desde entonces la sede catedralicia con la Catedral de Orihuela y la diócesis de Orihuela pasó a denominarse de Alicante-Orihuela. El primer obispo de la nueva diócesis fue Pablo Barrachina Estevan.

 

FUENTES:

- http://concatedralalicante.com/

- Wikipedia

- “EL AYUNTAMIENTO DE ALICANTE. HISTORIA DE SU CONSTRUCCIÓN Y ARQUITECTURA” Joaquín Sáez Vidal

 


      

Compartir