Conquista aragonesa de Alicante (1296)

Fecha: 
22 de abril de 1296
Descripción: 

 

Beligerantes:
CORONA DE ARAGÓN CORONA DE CASTILLA
 
Comandantes:
Jaime II Nicolás Peris 
 
Fuerzas en combate:
Desconocidas (más numerosas) Desconocidas (menos numerosas)
 
Duración de la batalla:
Finales de marzo de 1296 - 22 abril de 1296
 
Bajas:
Desconocidas Desconocidas
 
Resultado:
Victoria aragonesa
 
Consecuencias:

- Alicante pasa a pertenecer a la Corona de Aragón, luego de 48 años de dominio castellano

- Redefinición de los límites geográficos del alfoz de Alicante

- Llegada de pobladores aragoneses a la ciudad

- Empeoramiento del estatus social de la población musulmana y judía.

 

ANTECEDENTES:

En 1246 el infante castellano Alfonso (futuro rey Alfonso X 'el Sabio') se casó con la princesa Violante, hija del rey aragonés Jaime I. De este matrimonio nació Fernando, quien no heredó el trono de la Corona de Castilla pues falleció en 1273 cuando su padre aún vivía. A la muerte de Alfonso X en 1284 se formó una disputa entre su segundo hijo Sancho y su nieto Alfonso de la Cerda (hijo de Fernando) por la sucesión del trono.

La mayor parte de la nobleza y de los poderes facticos castellanos se decantaron a favor de Sancho, quien fue proclamado rey como Sancho IV. Sin embargo la Corona de Aragón no reconoció a Sancho, e incluso el rey aragonés Alfonso III celebró en el municipio aragonés de Jaca una ceremonia simbólica de proclamación como nuevo rey castellano a Alfonso de la Cerda en 1288.

Con el ascenso de Jaime II (hijo de Alfonso III) al trono de Aragón en 1291 las relaciones entre ambas coronas mejoraron. Incluso llegaron a un pacto por el cual Jaime II se casaba con Isabel (la hija del rey Sancho IV) y se intercambiaban 5 castillos como gesto de buena fe. Uno de los castillos del acuerdo era el Castillo de Santa Bárbara, por lo cual la villa de Alicante pasaría a pertenecer a la Corona de Aragón. Sin embargo esta adquisición no llegó a producirse, y la tensión aragonesa-castellana volvió a florecer.

En 1295 falleció el rey castellano Sancho IV. Para volver a generar inestabilidad en la Corona de Castilla, el rey aragonés Jaime II financió una campaña militar a Alfonso de la Cerda para que provocara una guerra civil castellana. A cambio Alfonso de la Cerda le prometió que una vez accediera al trono castellano cedería el Reino de Murcia (entonces bajo el poder de la Corona de Castilla) a la Corona de Aragón. La ciudad de Alicante se encontraba precisamente en el Reino de Murcia.

Mientras que Alfonso de la Cerda hacia la guerra en Castilla contra el rey Fernando VI (hijo de Sancho III), el rey aragonés Jaime II puso en marcha una campaña militar para conquistar el Reino de Murcia. En algunas localidades no encontró resistencia bélica alguna pues abundaban los pobladores de origen aragonés que le recibieron con gratitud. Sin embargo en otras los alcaides se mantuvieron fieles a Castilla y se negaron a rendir sus ciudades.

El 5 de agosto de 1295 Jaime II le envió una carta amenazante a Nicolás Peris, alcaide castellano de Alicante, para que rindiera la ciudad a Aragón. Sin embargo éste se negó a traicionar a la Corona de Castilla.

 

LA BATALLA:

Hacia finales de marzo (o como tarde a principios de abril) las tropas aragonesas comandadas por el rey Jaime II llegaron a la ciudad de Alicante. Una flota de barcos bloqueó el Puerto para que los alicantinos no pudieran recibir víveres durante el asedio.

Casi inmediatamente Jaime II volvió a ofrecer a Nicolás Peris la rendición, pero de nuevo el alcaide castellano declinó su oferta. Tanto las crónicas aragonesas como castellanas manifiestan que se produjo una lucha feroz entre ambos ejércitos. Incluso el propio monarca aragonés estuvo a punto de resultar muerto, siendo salvado por su soldado Berenguer de Puigmontó.

A pesar de que los soldados aragoneses (superiores en número) iban ganando terreno a los castellanos en el Castillo de Santa Bárbara, el alcaide Peris nunca aceptó rendir la fortaleza. El día 22 de abril el ejército aragonés logró acabar con la vida de Peris, conquistando defitinivamente Alicante. Dice la leyenda que incluso cuando lo tenían arrinconado entre varios soldados aragoneses, el alcaide castellano continuó negándose a entregarles las llaves de la fortaleza y tuvieron que cortarle las muñecas a su cadáver para arrancárselas de sus manos muertas.

El enfado de Jaime II por el número de tropas y el tiempo perdidos en esta batalla fue tal que ordenó arrojar el cadáver de Nicolás Peris a los perros, en lugar de darle sepultura cristiana.

 

CONSECUENCIAS:

  • Alicante pasa a formar parte de la Corona de Aragón. A pesar de que Alfonso de la Cerda perdió la guerra civil castellana, en 1304 la Corona de Castilla aceptaría oficialmente la pérdida de la ciudad de Alicante y parte del Reino de Murcia en favor de Aragón con la firma de la Sentencia Arbitral de Torrellas, acuerdo que fue ratificado un año más tarde en el Tratado de Elche.

 

  • El alfoz (territorio bajo la jurisdicción administrativa de la ciudad, lo que hoy llamaríamos término municipal) de Alicante fue extendido hasta Busot y Aguas de Busot por el norte; Elche por el sur; y Petrel, Agost y Novelda por el oeste. El primer gobierno municipal quedó compuesto por Ramón Pedro de Urtx como alcaide, Ramón de Capiath como bayle (administrador de los bienes reales) y Berenguer de Puigmontó como justicia.

 

  • Por orden real fueron confiscados varios terrenos y casas (sobre todo propiedades pertenecientes a partidarios de la Corona de Castilla) siendo donados a caballeros aragoneses. De esta forma se asentaron en Alicante algunas familias adineradas que fueron muy influyentes en las siguientes décadas para la ciudad.

 

  • El estatus social de la población musulmana y judía empeoró bastante, pues sufrieron constantes abusos por parte de los pobladores aragoneses aún a pesar de que el rey Jaime II les había prometido protección.

 

  • Se creó un cuerpo policial real específico para vigilar el camino mayor desde Alicante hasta Jijona para evitar los constantes ataques de forajidos que se producían.

 

  • En 1960, más de 6 siglos después de esta batalla, se construyó un monumento a la memoria de Nicolás Peris por su heroica resistencia en el lugar del Castillo de Santa Bárbara donde se cree que fue abatido por los aragoneses.

 

BATALLAS EN ALICANTE

<- Rebelión mudéjar (1264-65)

Conquista y reconquista en la Guerra de los 2 Pedros (1356) ->

 

FUENTES:

- "ANEXIÓN DEL CAMP D'ALACANT AL REINO DE VALENCIA POR JAIME II. DE ARAGÓN 1308" Juan Manuel del Estal Gutiérrez 

- Crónica de Ramón Muntaner

Compartir