Plaza de Toros

Fecha de fundación: 
1848
Historia: 

A mediados del siglo XIX el coso taurino de madera situado en la plaza del Barranquet (actual plaza de Ruperto Chapí) era el principal escenario de la fiesta taurina en Alicante. También se montaban frecuentemente otras plazas provisionales en otros puntos de la ciudad, como en la plaza del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento consideró entonces necesario edificar una nueva y permanente plaza de toros, acorde al tamaño de la ciudad. La obra fue encargada al arquitecto Emilio Jover, quien también había diseñado en el 46 el Teatro Principal.

Así, en 1848 se terminó e inauguró la nueva Plaza de Toros en Alicante, situada en la Plaza de España. Los aficionados alicantinos al fin tenían un lugar fijo donde disfrutar de la fiesta taurina.

Pasaron los años, y tras innumerables corridas y festejos, la Plaza empezó a mostrar signos de deterioro. Además, dado la creciente afición por los teros, se estaba empezando a quedar pequeña.

Por ello, una nueva reforma le fue encargada en 1888 al arquitecto José Guardiola Picó. Fue una remodelación casi total: Se aumenta la capacidad, se construye un segundo piso, y nuevos accesos anexos. Se diseña un gran patio de caballos, una nueva cuadra, 3 corrales para el ganado bravo y otro para el apartado de toros. También con sus chiqueros, enfermería y capilla.

En total costó medio millón de pesetas y se consiguió un aforo de más de 15.000 personas.

El primer cartel de la nueva Plaza estuvo compuesto por los toreros Rafael Marina ‘Lajartijo’, Juan Ruiz ‘Lagartija’ y Rafael Guerra ‘Guerrita’. Los toros fueron de Miura, Veragua y Justo Hernández. Lagartijo fue el primero en salir al ruedo con su jabonero ‘Pajarito’ y cortó una oreja aquella tarde de junio del 88.

Pocos días después, también actuaron las primeras mujeres toreras de la nueva plaza: Isabel Giraldez, Vicenta Martinez, Victoriana García y Rosa Pérez.

La sociedad que dirige la Plaza no es capaz de realizar una buena gestión y acaba perdiendo el uso del coso en 1890. Finalmente se cedió su explotación a la empresa Especta Club, con el sr. Aracil al frente.

8 años después, el arrendamiento se adjudicó al empresario Gregorio Vallejos. En 1901 fue comprada en pública subasta por F. Raymundo.

En 1900 la plaza vivió su primera toma de alternativa. Fue del diestro Bartolomé Jiménez “Murcia”.

En junio de 1904 se vivió un momento importante en el coso, cuando por primera vez tomó la alternativa un torero alicantino. Fue Julio Martínez ‘Templaíto’, con Antonio Moreno ‘Lagartijillo’ como padrino.

Tan solo 2 años más tarde fue cuando se colocó en el dintel de la puerta principal la cabeza de toro “Cararrosa”, lidiado por el infortunado Antonio Montes y esculpida por José Samper.

Otro hecho célebre de la Plaza de Toros de Alicante fue el debut del gran torero José Gómez ‘Gallito/Joselito’ como becerrista, en 1910.

Al año siguiente, la plaza asiste a su primera (y hasta el día de hoy última) cogida mortal. Fue por parte del toro “Faccioso” de la ganadería de Flores, que acabó con la vida del torero sevillano Manuel Díaz.

Otro gran torero nacional, Juan Belmonte ‘el Pasmo de Triana’, también debutó como becerrista en 1912.

La creación de las fiestas de las Hogueras de San Juan en 1928, supone la organización también una Fiesta Taurina de Hogueras, que se seguirá celebrando cada año en las mismas fechas.

Tras la Guerra Civil, la familia Escoto adquiere la propiedad de la plaza. Su explotación recae sobre Alfonso Guixot y, luego de su fallecimiento, sobre su sobrino Vicente Espadas.

La Fiesta Nacional calló en Alicante en unos años de cierto declive durante la Posguerra, pero sería reavivada hacia mediados de los 50, sobre todo gracias a las figuras de los toreros alicantinos Vicente Blau ‘El Tino y Francisco Antón ‘Pacorro, que mantuvieron una emocionante rivalidad.

Dignas de destacar fueron las 2 tardes que tuvo Pacorro en agosto del 57, cuando consiguió cortar 8 orejas, 2 rabos y 2 patas. El mismo Francisco Antón pondría también punto y final a su carrera en la Plaza, en una corrida celebrada 10 años después. También se retiró aquí ‘El Tino’ en otra inolvidable tarde de 1970.

También cabe destacar que en 1952 acogió el que fue su primera gran evento deportivo extrataurino. Fue la final de la Copa del Rey de Baloncesto, que enfrentó al Juventut de Badalona con el Real Madrid, con victoria de éstos últimos.

Avanzando un poco más en el tiempo, en junio del 71 tomó la alternativa el que ha sido el torero más grande de Alicante y uno de los mayores de la historia, José María ‘Manzanares’.

A pesar de su gran recorrido internacional, Manzanares regalaría también algunas tardes memorables a sus paisanos, como la acontecida en la Corrida de la Prensa del 75, cuando cortó 2 orejas; o en el 82, cuando consiguió 3. Pero sin duda la más destacada fue en la Feria de Hogueras de 1985, cortando 5 orejas de toros de distintas categorías.

Otro momento destacadísmo fue el que se produjo en 1982, cuando el histórico torero alicantino ya retirado El Tino reapareció para darle la alternativa a su hijo Arturo Blau, junto con Manzanares. Fue la primera vez en la historia de la tauromaquia en España que un padre daba la alternativa a su hijo.

En el 86 la Plaza vuelve a pertenecer al Ayuntamiento y se realizan algunas obras de remodelación. Se ampliaron la anchura de los vomitorios, se construyeron nuevas escaleras y se amplió la zona de corrales.

Desde el 92 hasta el 94 su explotación se adjudicó a la empresa Alicante Taurino. Luego, la sustituyó la empresa Nueva Plaza de Toros de Madrid, hasta el 97.

Desde entonces, se han venido realizando algunas otras remodelaciones, como el pavimentado y chapado de pasillo y escaleras; pavimentado de vomitorios; instalación de bancadas para los asientos de las gradas y la construcción, en el propio edificio, del Museo Taurino.

La actual Escuela Taurina Municipal de la plaza fue fundada en 1998.

En 2004 se vivió otro momento histórico, cuando la plaza fue testigo de la victoria de la Selección Española de Tenis en las semifinales de la Copa Davis 2004 frente a Francia.

También se han organizado algunos otros eventos deportivos, al margen de los anteriormente mencionados, así como multitud de conciertos.

 

FUENTE:

- Escuela Taurina de Alicante

 


   

Compartir